martes, 5 de marzo de 2013

Ahora


Ahora vienen las necrològicas y la avidez por construir la biografía más completa para Wikipedia.
Ahora llegan las nubes negras  y un trabajo a destajo para los lagrimales de quienes en realidad sienten esta partida como la de alguien cercano y querible.
Ahora se llenan las tapas de los diarios en distintos tonos, con distintas tipografías y salen del estuche las plumas de distintos colores a escribir las columnas sobre el pasado y sobre el futuro de un país y un continente.
Ahora un pueblo que se sintió encolumnado, representado, liderado en su figura, siente el mazazo y debe tomar aire y coraje para sobreponerse.
Ahora también sobrevuela la carroña, observando con enfermiza avidez como le saca provecho a este cuadro, donde picotea, donde enterrará las uñas, con el amargo sabor en la boca de no haberlo podido derrotar en vida y con el lacerante miedo de que esta muerte ni siquiera les alcance.
Ahora también, los que poco entienden, los que hablan recitando de memoria lo que "gente tan inteligente" escribe y opina,lo compararán con otros, harán el eco de las críticas, oficiarán de marionetas, torpes, insulsas.
Por suerte ahora, gente como yo siente pena, desconcierto y una inmensa admiración por tanta insolencia, tanto coraje, tanta claridad, tanto vértigo, tanta dignidad y tanto huevos. 
Publicar un comentario