lunes, 23 de marzo de 2015

Para que vuelva la jabru, un gran libro


¿Habrá algo más terrible para un hombre que una mujer lo deje? Dejemos de lado el resultado del partido del domingo. No se dió, jugamos mal, esperemos la revancha.

El abandono debe ser, sin duda, una de las peores experiencias por las que puede pasar cualquier ser humano.

Andrés Fotinetti, autor de “Para que vuelva la jabru”.


Estimado amigo:
Sé qué tan doloroso puede ser que te abandonen. Conoces a una mujer y desde el primer momento en que la ves, sabes que será especial en tu vida.
Es más, si pudieses crear a la mujer perfecta, con el rostro, look, piel, cabello y personalidad determinada…

Sería ella, ¿cierto? Bueno, tampoco te detengas en tantos detalles.

Fuiste muy feliz con ella, te sentías realmente a gusto a su lado, hasta que llega el día en que la comienzas a ver “un poco extraña”, ausente, con la vista perdida en el más allá o en la  pantalla de su Ipod 5.

No quieres pensar mal y lo dejas pasar. Pero transcurridos los días, la situación sigue igual y peor.

Te mira con otros ojos, tiene algo raro en el peinado, habla sola en el baño con la  luz apagada,  no tiene ganas de reír, no tiene ganas de conversar, no tiene ganas de tener sexo, y lo peor de todo, no tiene ganas de ver juntos Breaking bad, tercera temporada.

Todo esto desemboca en el maldito día en que te hace tener “la conversación” en donde probablemente utilizó frases como “Necesito tiempo”, “Necesito espacio”, “No eres tú, soy yo”, “Ya no me siento como antes”, “No estoy tan entusiasmada como al principio”, “Estoy en crisis”, “Lloro por cualquier cosa” “Al que madruga..”y todas esas frases pre-hechas.

Sé bien de lo que te estoy hablando porque a mí me ocurrió, y me ocurrió en 7 matrimonios, dos enviudando, es lejos lo peor que le puede pasar a un hombre.

Busqué ayuda en todas las partes que te podrías imaginar.

Le pedí consejos a amigos, familia,a un rabino ortodoxo, incluso a desconocidos, pero en esto no tuve éxito. Todos me aconsejaban de distintas maneras, lo que hizo que más que ayudarme me confundieran mucho y me hicieran cometer aún más errores de los que ya había cometido, incluso la circuncisión.

Seguí mi búsqueda en distintas librerías de mi país por si existía algún libro o manual que me ayudara, encontré algunos, que me los estudié de comienzo a fin, y varias veces, pero no estaba 100% conforme, tenía que asegurarme de que la estrategia que utilizaría para intentar recuperar a mi ex mujer iba a ser efectiva. Leí a Coelho, a Tzun Lu, a Alejandro Magno y a Guardiola. Ninguna táctica me convencía.

Por eso, busqué ayuda a través de algunos expertos en seducción, que sí supieron guiarme. Cambié el perfume, el peluquero y el podólogo. Casi todos coincidían en sus consejos, fue ahí cuando me dije:

“Si hay principios (errores que los hombres cometen) para que una mujer te deje, TIENEN que haber principios para que una mujer vuelva” y encontré otras frases como “El que se fue sin que lo echen, vuelve sin que lo llamen”, “Amor es no tener que pedir perdón”. Esta no la entendí pero me hizo llorar bastante.

Es tan simple como eso.

De esta forma me empapé de información y me maravillé con todo lo que significa el arte de la seducción, porque amiguito, fiera, máquina, turbina, es un arte de la puta madre.

No podía creer que hubiese pasado tantos años de mi vida sin conocer y manejar principios tan básicos, es más, no podía creer que en mi vida yo hubiese tenido 3 novias y siete esposas. Me di cuenta de lo patético que era con las mujeres antes de aprender todo lo que aprendí… ¡no sé cómo esas chicas u aquel muchacho que no recuerdo el nombre aceptaron estar conmigo! Pero bueno, ese es otro tema.

Puse en práctica las técnicas que aprendí en estos libros, y sobre todo las que me enseñaron los expertos en seducción, y días más tarde, sin aviso, golpearon la puerta de calle… Y allí estaba otra vez, el bombero por la donación, pero detrás de él mi ex mujer!!!

Logré recuperar a mi mujer.

La felicidad inmensa que esto me generó fue impresionante. Sobre todo porque en el encuentro inesperado me evitó pagarle al bombero. No sólo la había recuperado sino que había descubierto un sistema que servía para recuperar a cualquier mujer, no importando las razones de la ruptura, incluso a una jefa que me había echado por reestructuración.

Algunos amigos, que tiempo más tarde pasaron por lo mismo, me decían:

“¿Qué hiciste para recuperarla?”.

“Ayúdame, estoy desesperado, no sé qué hacer”.

Intenté ayudar a los que más pude, sorpresivamente en una época de verano a 5 amigos los “patearon”, “les echaron flit”, “les colgaron la galleta”, vaya brujas.

3 de estos 5 personajes eran muy amigos míos, y me enfoqué en ayudarlos en un 100% a ellos, y adivina qué, los 3 lograron volver con sus ex mujeres, DURANTE el verano y uno de ellos se hizo guardavidas!!!!

Es por esto que me decidí a crear mi propia Guía para recuperar a una mujer, en donde enseño paso a paso todo lo que aprendí y el sistema exacto que me hizo volver con la futura madre de mis próximos hijos, de buena posición y única heredera.

La llamé “Para que vuelva la jabru”, ella no sabe que soy el autor ni de dónde viene tanta plata a casa, y hasta el momento, he recibido muchos agradecimientos y buenas palabras de los hombres que la han leido y aplicado.


Lo que aprenderás en esta Guía


*        Los distintos tipos de hombres, en qué categoría estás tú y por qué debes cambiar de categoría. Si eres amarillo, verde, azul, salmón o indefinido.

*        Por qué la frase “tienes que ser tú mismo” te ha estado perjudicando toda tu vida. ¿Porqué no hacerse un poco el Brad Pitt, el George Clooney que las hacen mearse encima?

*        9 Conductas que te hacen ser atractivo ante tu ex y cualquier mujer, incluso animales domésticos que te rechazan..

*        Qué atrajo a tu ex mujer de ti al comienzo. ¿Porqué no duró? ¿Qué significa durar?

*        Todos los errores que debes evitar si quieres recuperarla. Que palabras no decir jamás ni aunque te estén ahorcando.

*        Cómo utilizar FACEBOOK, Twitter, Instangram y otras redes para recuperar a tu ex mujer.

*        Cómo recuperar la confianza de tu ex mujer en ti, su amor loco por este ser  maravilloso en el que te convertirás descargando el manual.

*        Todas las técnicas que reavivarán el amor de tu ex por ti. Todas, no me guardo ni una.

*        Cómo hacer que la relación esté más sólida que nunca. Como soldarla y que quede firme como el Puente de Brooklyn.


Algunos extractos de e-mails que me han llegado


“Simple y rápido, muchas gracias amigo…”

“Hasta la vista, baby!!!”


Sólo puedo decir gracias, tu libro “Para que vuelva la jabru”  me hizo abrir los ojos y hasta curarme de una conjuntivitis, darme cuenta de toooodos los errores que estaba cometiendo, y lo mejor de todo, aprendí a corregirlos, mi ex mujer se dio cuenta de esto y volvimos a las 3 semanas de haber adquirido tu guía, te estaré eternamente agradecido…
- Joaquín Taborda, Repùblica del Congo

“Funcionó”
Mauricio Esquivel, electricista al que le dejé una plancha.

Aún estoy en proceso de comprender todos los errores que cometí, y estoy trabajando no sólo en entenderlos sino que en mejorarlos, pero de todas formas cuando apliqué tu guía logré que días más tarde mi ex novia me diera otra oportunidad con otra arma mas liviana. Nunca había estado tan feliz en mi vida, saludos :).

- Carlos Pedemonte, Chile

“Estoy impresionado. Volvió con dos chicos que son mis hijos y los había ocultado”

FANTASTICO, SOLO PUEDO DECIR ESO.

SIEMPRE SUPE QUE TENIA QUE EXISTIR UN SISTEMA PARA HACER QUE CUALQUIER CHICA VOLVIERA A UNO, PERO NUNCA PENSE QUE FUERA TAN FACIL Y TAN OBVIO.

MUCHAS VECES CREEMOS QUE LO SABEMOS TODO Y LAS RESPUESTAS SON MAS OBVIAS Y FACILES
DE LO QUE PENSAMOS, Y ESTAN AL ALCANCE DE TODOS. GRACIAS AMIGO!!!!
- Francisco Moniguetti, Chile

“MIS AGRADECIMIENTOS”

HEY BRO.. TENGO QUE DECIRTE QUE TU LIBRO ES LO MEJOR QUE HE COMPRADO EN EL ULTIMO TIEMPO. SE LO VOY A LLEVAR AL PSICOLOGO QUE LO DEJO LA  JERMU Y ESTA HECHO MIERDA EL POBRE. ME LO AGRADECERA Y POR AHI ZAFO LA CONSULTA.

ME ENSEÑASTE TANTO Y ME DI CUENTA DE TANTAS COSAS QUE NO SE COMO AGRADECERTE. ESTOY FOTOCOPIANDOLO!!!!

YOU’RE THE BOSS!!! “"YOU RE THE KING!!!” “WE ARE THE CHAMPIONS”
- TOM WATERSON, Estados Unidos


¿Cómo descargar la Guía?

Sé que estás viviendo una situación que te tiene angustiado y que necesitas actuar rápido. Por eso, hice esta Guía en formato digital, también conocido como “libro electrónico” o “ebook“.

Esto quiere decir que la podrás DESCARGAR a tu PC o MAC o como aplicación en tu celular para que leas y llames al mismo tiempo, desde cualquier parte y de forma instantánea. Evitando esperas innecesarias.

Otra ventaja que tiene este formato de libro electrónico descargable, y porque sé que el tema de la ruptura de una relación es complicado en todo sentido, es que tu pedido será completamente confidencial. Nadie sabrá que compraste y/o utilizaste esta Guía. Nadie, ni yo, mirá lo que te digo, brother.

¿Cuánto?

Déjame preguntarte: ¿Cuánto pagarías por un libro?… ¿ya lo pensaste?

Ahora te hago otra pregunta: ¿Cuánto pagarías por traer de vuelta a tu vida a tu ex mujer?

¿US $200? ¿US $500?… ¿quizás más?

Te diré algo:

A través de este sitio Web, podrás obtener todo lo que te he nombrado, que está incluido en mi Guía “Para  que vuelva la jabru”, por un precio ridículo de 37 dólares.

Prueba este sistema sin riesgos.

Porque estoy comprometido con tu éxito, te ofrezco una garantía incondicional de devolución del dinero.

Todo lo que tienes que hacer es adquirir “Para que vuelva la jabru”, empaparte del contenido que preparé para ti, ponerlo en práctica y esperar los resultados. Luego, observar cómo tu ex novia o ex esposa se enamora de ti nuevamente.

Si llega un punto en el que no estés completamente satisfecho con la nueva relación que tienes con tu mujer, simplemente házmelo saber y te entregaré un reembolso rápido de cada centavo en una cuenta confidencial con un mensaje a esa hija de putas que me jodió el negocio y a vos la vida.

Sin problemas y sin letra chica, no puedo ser más justo que eso, y es mi compromiso y mi palabra y mi firma por triplicado sin utilizar  carbònico.


Haz click aquí para descargar “Para que vuelva la Jabru”


Aviso de Seguridad


El formulario de pago seguro que verás será como la siguiente imagen:


Y la frase: Mi perro cazó una mosca. 
Nota: Si no sabes cuál es tu código postal, no te preocupes, sólo rellena ese campo escribiendo “0000” (sin las comillas).

Nota 2: Los pagos se procesan a través de TransBank, el sistema de pagos online más seguro de toda la Red, con más de 10 años realizando este tipo de transacciones sin inconvenientes, cuando empecé con este tongo.

Andrés Fotinetti
Autor de “Para que vuelva la jabru”      

P.D. Recuerda que tu inversión está protegida al 100% por mi garantía de satisfacción. Prueba la Guía “Para que vuelva la jabru”  y comprueba los resultados. En estos casos el tiempo tiene que ser tu aliado, comienza hoy, ahora mismo,  ponete las pilas.

P.D.2: Te recomiendo descargar tu copia lo antes posible, los pedidos se están haciendo rápidamente.
Esta es una oportunidad única para que puedas acceder a tu copia de “Volver con Ella” a este precio promocional.

Por tu éxito, por el mío, por mi banco.

Andrés Fortinetti

martes, 17 de marzo de 2015

Las fotos que repaso

Me di cuenta tarde. Caí de golpe, fui iluminado por la sabiduría sin querer. Recuerdo que fue una noche en que  repasaba las fotos que tenía en la computadora, posiblemente un domingo pensando en el lunes y la oficina. Cada vez que me iba de vacaciones y tomaba fotos, cuando las veía tiempo después me invadía la nostalgia,  unas ganas irrefrenables de volver al a aquel lugar maravilloso donde fui feliz por 15 días. Y allí supe que me hacía mal, que no era bueno recordar de esta manera, y escuché esa frase  de Sabina que dice “Nunca vuelvas al lugar en que fuiste feliz”
Entonces dije: No me agarran más. Y empecé a sacar en los viajes otro tipo de fotos, aquellas que reflejaban momentos espantosos. Una trampa para que si después de unos meses repasaba esos grandes momentos en la oficina y en mi casa, quisiera seguir de largo, esquivarle el bulto a la nostalgia. Hice un álbum. Cada tanto lo miro.

Esta es la casera que nos alquiló en la costa cuando le dijimos que había una diferencia en el precio publicado en la web.



Segundo día de playa. Todos dispuestos a disfrutar en grande.

Cuarto día. Todos en la orilla, nadie metido en el mar. Todo el agua para nosotros. Saqué una foto porque no podía creer tanta soledad. Del agua no nos sacan más!!!!


No recuerdo quién nos había recomendado el crucero. Es un viaje tranquilo recorriendo las costas.
Recuerdo que se nos cayó el bolso con el termo al agua.

Puente para cruzar tranquilo, siempre y cuando no reviente un neumático.
Nos tuvimos que quedar en el pueblo una semana.

El mar pica, el mar pica!!! gritaba la nena de Néstor y nosotros nos reíamos.

Aquella caminata en la montaña. Escuchamos un ruido, como si bajara al galope una tropilla de caballos. 

Nos pidieron que nos quedáramos en el hotel porque iba a ventar un poco. Salimos a la mañana siguiente.

Nos habían dicho: "San Pablo es una ciudad maravillosa para recorrer, con algunos problemas en el tráfico vehicular"


Nos habíamos quedado sin efectivo. El cajero no nos devolvió la tarjeta y luego apareció esta pantalla.


A veces las repaso. Sobre todo cuando siento que necesito un descanso. Les doy una mirada y me vuelven unos impulsos locos por trabajar.
















sábado, 14 de marzo de 2015

Nudo


No son precisos los datos en cuestiones geográficas. Se entiende, en la lectura del texto recuperado, que el relato se desarrolla en algún país del hemisferio sur. No se mencionan coordenadas ni latitudes, se cuenta la historia como la vivió el protagonista.

Los años, el polvo y la humedad volvieron ilegible el nombre del autor.

Había un país enredado, maldito, que sufría la perfidia de la Diosa Fortuna. Sus avatares naturales, pestes, guerras internas, catástrofes climáticas no eran distintas a las de cualquier otro país del Mundo. Sus épocas de bonanza escasas y sus penurias muchas. Vivía en un permanente enredo entre la codicia inescrupulosa de un grupo de sus habitantes y la mirada voraz de los imperios, siempre a punto de invadirle, siempre listos como boys scouts a hacerse de sus riquezas naturales. Como toda nación joven parecía presa de un comportamiento dísloco, adolescente. Nadie creía que haya sido casual que este continente fuese cuna de innumerables rebeldes, dispuestos de manera natural y permanente a alzar su voz disconforme y hasta sus armas si fuese necesario.
Sus mandatarios solían mirar hacia otras latitudes. Sus clases dominantes comparaban el desarrollo de países serios y rectos, de conducta ejemplar, con éste maldito que les había tocado en suerte.
Los hombres de fe creían que este suelo no cayó en gracia a los ojos de Dios. Los astrólogos atribuían su decadencia a cierta extraña alineación de los astros. Los especialistas en finanzas aseguraban que las épocas de vacas flacas tenían su origen en factores de mercado, que siempre se iba en contra de la corriente, que sus planes fracasaban por un pueblo que carecía de sensatez, austeridad y compromiso.
Se sucedían los gobiernos y los planes. Se interrumpían los ciclos democráticos por otros impuestos a sangre y fuego. Se vivía en una locura permanente, en la más grande desazón y hasta se pisó el infierno de una guerra.
Se aplicaron cientos de recetas a tantos males que aquejaban al país, alentando a la esperanza orientada en la medicina sanadora, difundiendo las virtudes y los buenos oficios de apellidos patriotas que sabían cómo hacerlo, que sabían cuáles eran las herramientas apropiadas para terminar de una vez por todas con el nudo que los conducía inevitablemente al fracaso.

Alguien, no se sabe cómo, no se sabe cuando, se animó a tirar de la punta del ovillo. Alguien con voluntad, dispuesto a desenredar la madeja tejida con precisión durante años. Y dio con el nudo, con el núcleo, con el agujero negro donde caía y se hundía hasta desaparecer la justicia, la igualdad ante la ley, la equidad, la educación, la salud, la paz de sus habitantes.
Gritos de horror invadieron las calles. Se rasgaban las vestiduras los demócratas y los hombres de honor ante los hechos oscuros colocados como pruebas ante sus incrédulos ojos. Historias medulares de seres comunes y mortales habían tejido la madeja. Crímenes aberrantes, estafas, vaciamientos, injusticias, despojos habían sucedido ante miradas silenciosas y cómplices. No fueron los mercados, ni Dios, ni los astros. Eran personas con nombre y apellido, eran empresas con marcas prestigiosas, eran doctores, clérigos, rabinos, médicos, periodistas, escritores, artistas, eran mandatarios, corporaciones, entidades bancarias, instituciones, las que armaron la fábula del nudo y el país enredado.
Lo siguieron a este hombre otros. Algunos en agradecimiento por haber emprendido la tarea en hacer públicas las verdaderas causas de tantos infortunios. Otros, porque informados, vaya a saber uno cómo, ya que siempre hay una historia oficial y ésta por alguna razón carece de rigor y de método, exaltaron el valor  del desenmascaramiento.
El resto de la hojas se han estropeado. No se sabe cómo siguió la historia. Puede que este accidente haya sido natural, o sea obra de Dios, los astros, los especialistas. Me inclino a pensar que son estos últimos, eternamente solícitos a regresar al plácido confort que ofrecen sus nudos.

miércoles, 4 de marzo de 2015

Penitencia

Viejo, muy viejo. 29 de mayo del 87. Épocas de economías terribles y peores laburos. Escrito para Nico, que tenía entonces 5 años.



Penitencia
A vos te digo, gurrumín,
enano sabio,
a vos que te metés la plaza en el bolsillo,
a vos que estás mirando, sin saberlo
como todas las cosas se hacen chicas.
A vos, al que le ajusta el zapatito
y trae golosinas a escondidas,
que hurga en los rincones, haciéndose preguntas
y se llena de asombro con la magia.
A vos que te asustaban los payasos,
que te gusta escuchar los grillos y el silencio.
A vos, abrazo de oso,
a vos cara achaplada,
sonrisa de verano y calesita.
A vos te digo, duende,
andá sabiendo,
que aunque me veas cansado y medio lento,
con los ojos vidriosos, haciendo cuentas
y no anda por la casa de pirata.
Que aunque no monte lunas de juguete,
ni salga a arriar con vos a las estrellas,
que me vuelva un poco torpe galopando
y esté un poco molesto de oficina.
Te hablo de esos días de sordera
que no escucho tu temible: ¡¡¡Arriba las manos!!!
ni el silbido de canciones mías,
tus tardes de jardín o tus porrazos.
No, no estamos jugando a los fantasmas
porque como te dije,
esos no existen.
Hablo de esas noches que me pedís un cuento
Y me llevás al living para preguntar qué pasa.
A vos te digo, forajido
que hablás igual que yo
y sabés el nombre de mi jefe,
porque es la cantinela de esos días,
la mancha de humedad de nuestro encuentro.
A vos te digo, gato,
no lo dudes,
saldremos a pintar nuestro domingo,
tus témperas azules, tus secretos,
mis cielos sin hollín, mis mariposas.
A vos te digo, enano,
no te asustes,
que aunque me veas así,
no existen los fantasmas
ni estás en penitencia.