viernes, 2 de mayo de 2008

La carioca 8/01/02

La imaginación y los sueños
Viajan seguido a Curitiba
Desconocen la ruta y los horarios de los ómnibus
No saben de mapas,
Ni de pasaportes.
A veces a tientas,
Con el deambular de un miope
Intuyen el camino hasta tu puerta.
Yo los dejo ir,
No los detengo,
Son grandes ya y es hora
Que deje de aconsejar abrigo y cuidado,
Al frío, a la velocidad y las sorpresas
Salen en tropel
Por la misma escalera que da a la calle
Y suelen hacer trampas con su magia
Cuando los veo doblar la esquina
Y me hacen señas desde el cielo.
Si golpean tu puerta no les abras,
No son ellos.
Los conozco.
Entran de un salto a tu ventana sin aviso,
A la hora señalada los oirás
Reír a tu lado.
Publicar un comentario