martes, 17 de marzo de 2015

Las fotos que repaso

Me di cuenta tarde. Caí de golpe, fui iluminado por la sabiduría sin querer. Recuerdo que fue una noche en que  repasaba las fotos que tenía en la computadora, posiblemente un domingo pensando en el lunes y la oficina. Cada vez que me iba de vacaciones y tomaba fotos, cuando las veía tiempo después me invadía la nostalgia,  unas ganas irrefrenables de volver al a aquel lugar maravilloso donde fui feliz por 15 días. Y allí supe que me hacía mal, que no era bueno recordar de esta manera, y escuché esa frase  de Sabina que dice “Nunca vuelvas al lugar en que fuiste feliz”
Entonces dije: No me agarran más. Y empecé a sacar en los viajes otro tipo de fotos, aquellas que reflejaban momentos espantosos. Una trampa para que si después de unos meses repasaba esos grandes momentos en la oficina y en mi casa, quisiera seguir de largo, esquivarle el bulto a la nostalgia. Hice un álbum. Cada tanto lo miro.

Esta es la casera que nos alquiló en la costa cuando le dijimos que había una diferencia en el precio publicado en la web.



Segundo día de playa. Todos dispuestos a disfrutar en grande.

Cuarto día. Todos en la orilla, nadie metido en el mar. Todo el agua para nosotros. Saqué una foto porque no podía creer tanta soledad. Del agua no nos sacan más!!!!


No recuerdo quién nos había recomendado el crucero. Es un viaje tranquilo recorriendo las costas.
Recuerdo que se nos cayó el bolso con el termo al agua.

Puente para cruzar tranquilo, siempre y cuando no reviente un neumático.
Nos tuvimos que quedar en el pueblo una semana.

El mar pica, el mar pica!!! gritaba la nena de Néstor y nosotros nos reíamos.

Aquella caminata en la montaña. Escuchamos un ruido, como si bajara al galope una tropilla de caballos. 

Nos pidieron que nos quedáramos en el hotel porque iba a ventar un poco. Salimos a la mañana siguiente.

Nos habían dicho: "San Pablo es una ciudad maravillosa para recorrer, con algunos problemas en el tráfico vehicular"


Nos habíamos quedado sin efectivo. El cajero no nos devolvió la tarjeta y luego apareció esta pantalla.


A veces las repaso. Sobre todo cuando siento que necesito un descanso. Les doy una mirada y me vuelven unos impulsos locos por trabajar.
















Publicar un comentario