viernes, 12 de noviembre de 2010

A mis seguidores en el Twitter

23.578 seguidores están pendientes de mis mensajes de Twitter.
No hay muchos secretos. Mis últimos mensajes los hacen sentir on-line en mi vida y ya forman parte del libro de próxima edición: "El Twist del Twitter".
No están las claves de mi éxito. Están las frases que hacen sentirle a mis seguidores "Carajo, está viviendo y pensando lo mismo que yo".
Un día en la vida. Un momento en el día. Un instante, una reflexión.

Cerré el portón de casa. Antes cerró el almacenero y no tengo azúcar.
Otra vez el perro del vecino cagó en mi vereda. ¿Los perros cagadores imitan a sus dueños?
Llovía a la mañana. Ahora hay sol. ¿Qué hago con el paraguas? ¿Y si se abre?
Mi jefe me ladró. Me acordé del perro del vecino. ¿Los jefes imitan a sus perros?
Abrigarse que hace frío. ¿La sensación térmica también la da el INDEC?
Renunció Cappa. Cappaz que ahora mejoran los resultados.
¿Me seguís?
Si la valija no te cierra pero la ventana sí, ¿será que conviene ir a Sierra de la Ventana?
Yo era radical de la primera hora pero a última hora me pasé a la oposición.
Abrí tu mente. Abrí tu corazón. Abrí tu Twitter.
Un amigo es una luz en la oscuridad, menos en el cine que es el acomodador.
Cayó la bolsa. ¿Qué será ahora de la vida del Hombre de la Bolsa?
Voy a soñar unas horas y si ustedes me siguen...
Sale mi libro. Sale en inglés es venta, así que ya saben, éxito seguro.
Los amigos goi se encuentran en el bar, los judíos en el Bar Mitzvah
Publicar un comentario