sábado, 1 de marzo de 2014

Todo lo que necesitas es talento

Dice Geoff Emerick, el ingeniero de sonido de Los Beatles en su libro: Estábamos enfrascados en terminar Sgt. Pepper cuando Brian Epstein (manager de los monstruos) hizo una de sus pocas frecuentes visitas al estudio.
-Chicos-anunció-, tengo que informaros de una fantástica noticia. Todo el mundo hizo silencio.
-Fueron elegidos para representar a Inglaterra en un programa de televisión que, por primera vez en la historia, se retransmitirá en directo a todo el mundo vía satélite. La BBC los filmará durante la grabación de vuestro próximo disco.
El programa, siguió explicando, iba a llamarse Our World (Nuestro Mundo) y sería una celebración de las culturas de todo el globo. Silencio de radio de todo el mundo. Con una evidente falta de entusiasmo, John dijo por fin:
-De acuerdo. Haré algo para eso.
Brian estaba indignado ante aquella reacción de indiferencia.
-¿No están contentos? ¿No se dan cuenta lo que significa para nosotros? ¿Tienen idea de lo que me ha costado conseguir este acuerdo.
Lennon lo cortó con ácido comentario:
-Bueno, Brian, esto es lo que te mereces por comprometernos a hacer algo sin consultarnos primero.
Epstein parecía al borde las lágrimas y salió del estudio.
Siguieron grabando durante días y olvidaron el compromiso. Paul lo recordó en una de las sesiones. Faltaba una semana.
-Dios mío, ¿tan poco falta? Bueno, supongo que será mejor que escriba algo.
Ese “algo” que a John Lennon se le ocurrió (escrito por encargo, literalmente en cuestión de días) fue la canción “All you need is love”, que no solo saldría disparada hasta lo más alto de las listas sino que serviría como himno de toda una generación, el perfecto resumen de la época ingenua e inocente conocida como el Verano del Amor.
Después narrará lo que significó grabar en vivo con Beatles, músicos amigos y miembros de la Sinfónica, esta pieza. El miedo a equivocarse, que no tendría solución como cuando se graba y se corrige el error con otra toma. Lennon olvidándose de escupir el chicle antes de comenzar a filmar, y dentro del delirio, esta joya.

Publicar un comentario