sábado, 29 de octubre de 2011

La agarré al vuelo

Bebí un sorbo de gaseosa fresca y la degusté con verdadero placer luego de unos saladitos que me despertaron la sed mientras escuchaba en mi mp3 algunos temas.
Trabajé concentrado, tranquilo, escribí, redacté, respondí sin distraerme.
Y desde aquí no veía los bolsones de pobreza, los hospitales en mal estado, los robos, el desempleo, las necesidades de la gente común, la corrupción, la desidia.
Era una postal magnífica, unas formas geométricas perfectas, algunas hilos de agua. El Capitán dijo: "Volamos a 10000 metros de altura"
Y allí pensé en nuestros políticos cuando se elevan en el aire tomado y sustentados por cierto poder, impunidad y soberbia, pierden de vista el llano, el piso, la calle que hasta ayer transitaban como yo, como vos, como todos.
Y qué pequeñito se ve todo desde aquí. Y tan bonito. Una pinturita.
Publicar un comentario